Historia de la parroquia

En el distrito de Hortaleza se encuentra Nuestra Señora del Tránsito, la cual representa una de las principales obras de Luis Cubillo de Arteaga, uno de los pioneros en introducir la modernidad en la arquitectura religiosa por la brillantez y profusión plasmadas en el estilo rupturista de esta parroquia. Su diseño transmite una nueva manera de comunicación entre la jerarquía y la feligresía, adelantándose a la nueva eclesiología del Concilio Vaticano II.

Su construcción se inició en 1961, finalizando dos años más tarde.

Tuvo como primer párroco al padre y pastor D. Vicente Alberruche Alberruche.

historia1

La iglesia se compone de una única nave y estructura piramidal que recuerda la Tienda de la Reunión que simbolizaba la presencia de Dios en la marcha por el desierto del pueblo de Israel, y sirve actualmente de refugio para aquellos que fatigados y extenuados por el peso de la vida diaria, encuentran en Cristo su alivio y descanso.

Embellecen el templo, las vidrieras de colores en vidrio y cemento que contrastan con la piedra caliza del presbiterio. Dichas vidrieras fueran realizadas por el genial artista alicantino Arcadio Blasco a el que se le han atribuido influencias del neoplasticismo de Piet Mondrian y del arquitecto danés Arne Jacobsen. Sobre la entrada principal se alza la vidriera con la imagen de San Fernando, rey de España, al estilo Pantocrator. Sobre el lateral izquierdo por el que se accede a la plaza, aparecen representadas en las vidrieras, un tramo de las estaciones del Via Crucis.

historia2

La plaza está decorada recientemente con la estatua en bronce de la Virgen del Tercer Milenio que reposa sobre la antigua pila bautismal de la iglesia, remplazada en la actualidad por un bautisterio a nivel del suelo, al modo de la costumbre de los cristianos primitivos.

historia3

La escultura de El Cruficado que preside la iglesia, fue diseñada por José Luis Sánchez que remite al arte románico.

historia4

La radical sencillez del recinto, que prácticamente queda reducido a una cubierta y una estructura metálica vista, concede una importancia inusual a la labor de Arcadio Blasco. De esta manera, sus vidrieras emplomadas y bajorrelieves de barro cocido definen prácticamente todos los cerramientos del edificio.

Terminada la construcción en 1963, la iglesia funcionó como capilla dependiente de la parroquia San Juan Bautista, hasta que el 15 de agosto de 1965 accedió a la categor����a de parroquia, mediante la erección canónica por obra del Rvdmo Sr. D. Casimiro Morcillo González.

historia5

Otro elemento característico es el campanario aislado.

historia6